Categorías
Internacionales

Detectan tarde caso de COVID-19 en crucero que desembarcó en Camboya

El crucero Westerdam que fue rechazado por cinco países por sospechas de coronavirus y finalmente pudo anclar en Camboya, vuelve a ser noticia. Apenas unas horas después de que varios de los 1.455 pasajeros, entre ellos cinco argentinos, desembarcaran en la ciudad costera de Sihanoukville, las autoridades de Malasia detectaron un caso positivo en una turista estadounidense que viajaba en él.

Ahora buscan a cientos de viajeros que, como ella, habían sido autorizados a volver a sus países. Se desconoce aún si entre ellos están los argentinos que viajaban en el barco.

El crucero MS Westerdam, al que cinco puertos asiáticos le prohibieron aproximarse por temor a la epidemia, estuvo a la deriva por unos 10 días en el mar y finalmente fue autorizado a llegar al puerto de Sihanoukville, en el sur de Camboya. Japón, Guam, Taiwán, Tailandia y Filipinas le habían negado la entrada.

Del total de pasajeros, más de 1.200 desembarcaron y en su mayoría están en Phnom Penh, esperando a ser sometidos a pruebas antes de ser repatriados. Pero otros salieron de Camboya y tomaron varios vuelos comerciales para regresar a sus países.

Entre los que ya dejaron el país, 145 pasaron por Malasia y uno de ellos es una turista estadounidense de 83 años que fue diagnosticada positiva de coronavirus el sábado en el aeropuerto de Kuala Lumpur. La compañía estadounidense Holland America, operadora del Westerdam, y las autoridades están ahora preocupadas por una eventual contaminación de otros pasajeros que ya retornaron a sus países.

Holland America dijo que trabaja “en estrecha coordinación” con varios gobiernos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los centros de detección del virus en Estados Unidos “para investigar y seguir a las personas que podrían haber estado en contacto” con la turista estadounidense.

Según la lista de pasajeros que publicó la agencia de noticias EFE, en el crucero había 651 estadounidenses, 127 británicos, 91 holandeses y 57 alemanes, así como de más de una treintena de países, incluidos Argentina (5), Brasil (5), Chile (3), Ecuador (5), España (7) y México (5).

Por su parte, el Ministerio de Salud de Camboya aseguró que “investiga activamente todos los casos sospechosos”, y exhorta a la población a “no preocuparse demasiado”. Pero algunos pasajeros del crucero pasearon por Sihanoukville después de desembarcar.

Un total de 233 pasajeros y 747 tripulantes permanecen aún en el crucero.

“Vamos a extraer muestras de todas estas personas para que sean sometidas a prueba”, declaró a la agencia AFP un funcionario local, quien añadió que permanecerán en el barco hasta que se conozcan los resultados.

La epidemia COVID-19 dejó hasta ahora 1.770 muertos y más de 70.000 contagiados en China continental, además de otros cinco fallecimientos y más de 800 casos en una treintena de países y territorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *