Categorías
Actualidad Curiosidades

Las cinco claves que indican si estás con la persona adecuada

Es posible que estés “ciego de amor” y no veas las señales

Es muy difícil, por no decir imposible, eso de encontrar a la ‘pareja ideal’. Estamos hartos de repetirnos que ‘nadie es perfecto’ y ser conscientes de que, al final, todos nos soportarnos los unos a los otros -que no es fácil-.

Aunque en ocasiones el amor es tan grande que no nos deja ver las diferencias y no somos capaces de reconocer que la relación no nos lleva a nada más que sufrimiento. Debemos tener en cuenta que hay una serie de básicos como el respeto, el cariño y la atención que son primordiales para saber si quien tenemos al lado es adecuado o no.

1. Los detalles

Es un clásico y no porque te haga muchos regalos o te de sorpresas, sino porque se preocupa e interesa por lo que te suceda a nivel emocional. Poder contar con una pareja en todo lo que se presente es imprescindible, más allá de los detalles materiales -aunque a nadie le ‘amarga un dulce’-.

Si desde el principio demuestra señales de ‘pasotismo absoluto’ o, en el caso de estar en una relación de tiempo, comienza a despreocuparse por todo, es mal augurio. “La reprocidad es muy importante, aunque no siempre significa que todo sea 50/50”, asegura Francisca Molero, directora del Instituto Iberoamericano de Sexología y codirectora del Institut de Sexología de Barcelona.

“Es igual de importante tanto hacer por el otro como saber reconocer lo que están haciendo por ti. En otros casos, hay quienes piensan que están haciendo un esfuerzo muy grande por una persona, pero el otro nunca lo reconoce”, continúa la experta.

2. Cariño y afecto

Está claro que no todo el mundo es igual de cariñoso, hay quienes necesitan contacto físico en todo momento y a quienes les produce casi alergia. No obstante, es necesario un termino medio o cierto grado de afecto y contacto físico para nuestra salud mental y física. Los besos, las caricias y los abrazos generan endorfinas, también conocidas como ‘hormonas de la felicidad’.

“Dentro de las singularidades de cada uno, debemos saber reconocer e identificar en la pareja cuáles son las muestras de afecto de cada uno. En definitiva, son esenciales para mantener el vínculo. El problema viene cuando no se quieren dar o, como tú no las consideras importantes, no tienes en cuenta que una falta de ellas pueda afectar al otro”, explica Molero.

Sin embargo, la experta asegura que hay gente que no es muy afectiva, pero sí lo es en la intimidad, o también personas que les cuesta mostrar sus sentimientos debido a que han sufrido. Por ello, concluye con “lo importante que es demostrar lo que sientes”.

3. Confianza y respeto

Más allá de todo lo que implica la convivencia y la privacidad con una persona, es imprescindible no sentir miedo e inseguridad y poder hablar de cualquier cosa, pues este tipo de sentimientos pueden llevar a conductas controladoras, de manipulación, celos e incluso maltrato.

La confianza te aporta tranquilidad y además favorece la autonomía, la independencia y la individualidad de ambos. Te encuentras bien dentro de una relación cuando no te sientes agobiado o que estás perdiendo o renunciando demasiado”, indica la sexóloga.

“Aunque es algo que se trabaja y se crea con el tiempo, si tu empiezas a desconfiar, te conviertes en una persona que lo pasa mal y empiezas a hacer daño tu también”, sentencia. También resalta que la admiración y el respeto son dos pilares fundamentales que van intrínsecos a estos conceptos

4. Responder bien ante los conflictos

Mientras hay ‘buen rollo’, todo va bien. Pero ante las dificultades, podemos comprobar si alguien merece la pena o no. Por ello, es fundamental estar atento a cómo reacciona ante una discusión o conflicto y hasta qué punto se involucra en tus problemas y te escucha cuando lo necesitas.

“En relaciones sanas es importante responder de una manera cariñosa y solidaria. La gestión de conflictos significa consensuar, donde ninguno de los dos siente que ha perdido, aunque no se esté de acuerdo en todo”, explica la experta.

“Si siempre tienes la sensación de estar cediendo, el vaso se desborda. A todas las pareja que vienen a consulta con problemas de comunicación, siempre les ayudamos a aprender a gestionar los conflictos. No obstante, la gente tiene muchas creencias e ideas erróneas de lo que es la comunicación”, continúa.

5. Compartir valores y metas

Es normal y bueno tener intereses diferentes, dado que es una forma de poder complementarse, pero hay límites. Es necesario compartir un mínimo, no solohobbies como el gusto por el cine o por el deporte, también ciertos valores y metas en la vida.

Según la experta, dependerá mucho del momento vital en el que nos encontremosy si el compañero que tengamos, en cada una de las etapas de nuestra vida, cumple o no nuestros objetivos vitales. “No tendrás las mismas metas a los 20 que a los 30. Cuadrarlas hará que una misma pareja dure para toda la vida o que se rompa y vayan surgiendo nuevas”, sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *