Categorías
Actualidad Internacionales

Empresa del narcotráfico estuvo vinculada abiertamente a la campaña de Iván Duque

El medio de comunicación colombiano La Nueva Prensa publicó pruebas sobre la participación de la narco-empresa La Gloria Ganadería en el apoyo para la campaña presidencial del actual mandatario colombiano, Iván Duque. Se trata de una de las once propiedades del extinto narcotraficante “Ñeñe” Hernández, con sede en Valledupar al nororiente de la Costa Atlántica colombiana, desde donde se puso a disposición una camioneta blindada modelo 2015, marca Toyota Land Cruiser, de matrícula UTL259, de Bogotá, para hacer proselitismo político durante su candidatura.

El trabajo periodístico confirma que para el momento en que se le brindó este apoyo a Duque, esta empresa era investigada por narcotráfico, lo mismo que su propietario. El 23 de marzo de 2018 el narcotraficante “Ñeñe” Hernández presentó en sus redes sociales la camioneta y publicidad que hicieron parte de sus aportes a la campaña de Duque.

Ese vehículo que se muestra en la fotografía fue usado a tiempo completo durante las dos vueltas electorales para la campaña presidencial de Duque. Se hizo célebre por la cantidad de propaganda que exhibía en la Costa Norte del ahora Presidente de Colombia. De hecho, el medio colombiano sostine que aparentemente tanto Duque como Álvaro Uribe Vélez se movilizaron en ese vehículo durante la campaña.

La camioneta es uno de los 72 vehículos que le pertenecían al traficante de cocaína incautados el 31 de mayo de 2019 por la Fiscalía General de Colombia, 30 días después del asesinato en Brasil. El valor total de las propiedades confiscadas a ese criminal para extinción de dominio se acerca a los dos billones de pesos colombianos, lo que representa más de 6 millones de dólares.

Como se recordará “Ñeñe” Hernández murió en confusas circunstancias en Brasil, el 1 de mayo de 2019, cuando era buscado por la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, DIJIN, y autoridades de Estados Unidos por narcotráfico y lavado de activos.

Uno de los datos curiosos de esta relación de Iván Duque con el narcotráfico es que tanto “Ñeñe” Hernández como su esposa fueron los invitados principales de Duque en los actos de posesión presidencial del 7 de agosto de 2018.

El 30 de marzo de 2015 la empresa del narcotraficante “Ñeñe” Hernández adquirió la camioneta que aportó a la campaña de Duque.

                                  “Ñeñe” Hernández murió en confusas circunstancias en Brasil, el 1 de mayo de 2019, cuando era buscado por la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, DIJIN, y autoridades de Estados Unidos por narcotráfico y lavado de activos.

                                  “Ñeñe” Hernández y su esposa fueron los invitados principales de Duque en los actos de posesión presidencial del 7 de agosto de 2018.   

                                  La camioneta es uno de los 72 vehículos del traficante de cocaína incautados el 31 de mayo de 2019 por la Fiscalía General de Colombia, 30 días después del asesinato en Brasil. El valor total de las propiedades confiscadas a ese criminal para extinción de dominio se acerca a los dos millones de millones de pesos colombianos.

                                  La Sociedad de Activos Especiales (SAE), del Ministerio de Hacienda, se vio obligada a entregarle los bienes de “Ñeñe” a un depositario provisional, de acuerdo con la resolución número 1275 del 21 de agosto de 2019, firmada por la presidenta de esa entidad, María Cristina Torres de Cristancho.

El 5 de septiembre de 2019, la Cámara de Comercio de Valledupar fue notificada por la Sociedad de Activos Especiales del Ministerio de Hacienda de que la empresa La Gloria Ganadería estaba intervenida por delitos relacionados con narcotráfico.

     El control de la compañía La Gloria Ganadería le fue asignado por la SAE, para un período de dos años, a la señora Yeny María Díaz Bernal, en calidad de depositaria.

     “Ñeñe” y sus empresas eran sospechosas de narcotráfico, en Estados Unidos y Colombia, al menos desde 2017.

    Entre lo que le fue incautado a “Ñeñe” están, además de la camioneta puesta abiertamente al servicio de la campaña de Duque, otros 75 vehículos tipo campero y camiones, 11.949 cabezas de ganado, cinco estaciones de venta de combustibles, diez establecimientos de comercio, entre ellos La Gloria Ganadería; once sociedades dedicadas al comercio de hidrocarburos y 72 inmuebles de lujo, entre otros.

La Fiscalía General y la DIJÍN informaron la incautación de los bienes de “Ñeñe” Hernández el 11 de junio de 2019.

     El abogado Miguel Ángel del Río dijo a La Nueva Prensa que “Ñeñe” Hernández solía decir, y así fue grabado por la DIJIN: “El Presidente Duque es mi hermano”. 

FUENTE LA NUEVA PRENSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *