Categorías
Actualidad

El papel más duro de Tom Hanks: poner rostro al coronavirus

Puede ser la mayor pandemia en un siglo, pero no es un peligro real hasta que le pasa a alguien que conoces. Para la mayoría de Occidente, durante la primera semana de marzo la crisis del coronavirus era algo que estaba ocurriendo en televisión. Parece que Italia está muy mal, qué mala suerte. 

Dicen que hay casos en Seattle. Ese era el nivel del debate público en Estados Unidos cuando el 11 de marzo se encontró con un mensaje en las redes sociales del actor Tom Hanks y su esposa, Rita Wilson. Estaban en tratamiento en Australia tras haber sido diagnosticados de COVID-19. Ya está. Todo el mundo conocía a alguien a quien le había pasado, reseña El País.

“Nos sentíamos un poco cansados, como si estuviéramos resfriados, y teníamos dolores musculares. Rita tenía escalofríos que iban y venían. También algo de fiebre. Para hacer las cosas bien, como necesitamos ahora mismo, nos hicimos la prueba del coronavirus, y hemos dado positivo”. Hanks y Wilson tienen ambos 64 años, al filo de la edad de mayor riesgo en una agresiva enfermedad respiratoria como COVID-19. Se encontraban en Queensland, Australia, porque allí Hanks estaba rodando un biopic sobre Elvis Presley dirigido por Baz Luhrmann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *