Categorías
Actualidad

Siete vacunas contra el covid-19 ya se prueban en humanos

Desde que inició el brote del covid-19 en diciembre de 2019 en Wuhan, China, los científicos y las empresas farmacéuticas comenzaron una carrera mundial por encontrar la vacuna que acabe con el virus, que hasta la fecha ha matado a más de 250.000 personas.

En esta lucha países como China, Reino Unido, Alemania, Israel y Estados Unidos han sumado esfuerzos y ya cuentan con siete posibles candidatos, trabajo que deja sorprendida a la comunidad internacional, pues normalmente una vacuna tarda años o décadas para ser considerada como respuesta inmune y esta vez, en solo tres meses, ya existen varias.

Para poder comprobar la efectividad de tales vacunas, en cada país se están realizando ensayos clínicos en pequeños números de pacientes humanos sanos, para luego ser probada en grupos grandes y finalmente en una mayor cantidad controlada para verificar la seguridad de cada dosis.

Científicos en el mundo explican que una vacuna puede tener reacciones distintas en cada grupo de personas, ya que esto varía de acuerdo a la edad e incluso hábitat. Es por esto que los procesos suelen ser por largos períodos, para constatar que sea un tratamiento adecuado para toda la humanidad.

Expertos vaticinan que la vacuna contra el covid-19 podría estar lista dentro de 12 a 18 meses, de los cuales han corrido tres desde que comenzó la búsqueda de esta herramienta terapéutica.

Ensayos en EEUU

En los Estados Unidos se están realizando ensayos clínicos con dos posibles vacunas contra el covid-19; una de ellas es la mRNA-1273 de Moderna Therapeutics, una empresa de biotecnología, ubicada en el estado de Massachusetts y financiada por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Este prototipo se inyecta al paciente con una dosis de mRNA; es decir, ácido ribonucleico mensajero, que combinado con el código genético del virus debe generar una respuesta en el sistema inmune  ante la infección.

El pasado 1 de mayo, este laboratorio y Lonza anunciaron una colaboración estratégica mundial para fabricar Mrna-1273 con el fin de permitir la fabricación de hasta mil millones de dosis por año. https://www.modernatx.com/modernas-work-potential-vaccine-against-covid-19

De igual forma, la empresa Inovio Pharmaceuticals, de Pensilvania, tiene en fase experimental la INO-4800 que consiste en inyectar su fórmula al ADN del paciente con el objetivo de generar células que combatan el virus mediante anticuerpos.

Ambas investigaciones emplean las nuevas tecnologías que consisten en modificar un material genético para lograr la respuesta en el sistema inmune de los pacientes con covid-19. https://www.inovio.com/our-focus-serving-patients/covid-19/

China prueba tres tipos

En China son tres los tipos de vacunas que se encuentran en la fase de pruebas sobre humanos, en las que se emplean métodos más tradicionales para su desarrollo.

La primera de ellas es la vacuna AD5-nCoV de la empresa privada Cansino Biologics de la ciudad de Tiajin, junto a la Academia Militar de Ciencias Médicas, que desde marzo comenzó con la aplicación de un adenovirus, el virus que causa el resfriado común. Este vector lleva el gen de la proteína del coronavirus para lograr una respuesta inmune que elimine el virus del sistema. http://www.cansinotech.com/homes/article/show/56/153.html

Otra de las investigaciones en la nación asiática es la vacuna LV-SMENP-DC estudiada por el Instituto Médico Genoinmune de la ciudad de Shenzhen, que mediante el uso de células dendríticas modificadas con vectores lentivirales, se busca la respuesta positiva del sistema inmune ante el virus.

Finalmente, se experimenta en humanos con un virus inactivado, creado por el Instituto de Productos Biológicos en la provincia de Wuhan, donde comenzó el brote, junto al Grupo Farmacéutico Nacional de China, Sinopharm, para producir partículas del covid-19 en reactores, que después serán purificadas para eliminar su capacidad patológica.

Dos países europeos realizan estudios

El primer país del continente europeo que comenzó a experimentar con una vacuna contra el covid-19 fue en el Reino Unido, donde el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford  desarrolla la vacuna ChAdOx1.

El pasado 23 de abril, se hicieron los primeros experimentos del prototipo, un recombinante parecido al AD5-nCoV de la empresa privada Cansino Biologics, en China, que mediante un vector transporta un adenovirus derivado del chimpancé y modificado -para que no se reproduzca en humanos- que lleva la proteína del coronavirus para lograr una respuesta inmune. https://covid19vaccinetrial.co.uk/

De manera simultánea, el 23 de abril, en Alemania, se dio luz verde a otro ensayo en humanos de la vacuna BNT162 que controla la compañía alemana de biotecnología Biontech con el gigante farmacéutico Pfizer, de Estados Unidos.

Este ensayo sería el número cuatro que llevan a cabo los científicos alemanes, pero que ya pasó a la fase para experimentar con al menos un grupo de 200 humanos.

Se trata de unas moléculas que incitan a las células humanas a producir proteínas antigénicas, para que el sistema inmunitario desarrolle diversos anticuerpos, incluso, contra futuras infecciones por coronavirus.

Los primeros participantes han sido vacunados en la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York  y en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland

Sin garantías del éxito

 El científico integrante del Grupo de Ingeniería de Bioprocesos del Instituto Max Planck de Magdeburgo, Alemania, Felipe Tapia, explicó que no existen garantías del éxito de cada proyecto, pues las vacunas  pueden tener reacciones inesperadas.

“Podría decirse que hay una expectativa muy grande en el desarrollo de estas vacunas, pero hay que ser un poco cuidadosos porque son vacunas que no tienen el historial de otros tipos de vacunas, como las inactivadas que se producen en China”, indica Tapia.

Agrega el experto que esto solo se podrá saber con el pasar del tiempo, debido a que también existen otros factores que tienen que ver con la producción masiva de la posible vacuna, ya que lograr su aprobación en humanos es solo el primer paso.

Por otra parte, el doctor explica que en lugares donde el brote es masivo, las personas pueden lograr la inmunidad al virus.

Entre tanto, Tapia agregó que en países donde hay una cuarentena más estricta probablemente la vacuna llegue primero que la inmunidad en la población. 

Israel creó anticuerpos

En el Instituto de Investigación Biológica de Israel, una unidad secreta en Ness Ziona que trabaja bajo la Oficina del primer ministro, aisló un anticuerpo que podría conducir a un posible tratamiento contra el coronavirus.

El ministro de Defensa israelí, Naftali Bennett, explicó que este anticuerpo ataca al virus de manera monoclonal y puede neutralizarlo dentro de los cuerpos de los enfermos.

Sin embargo, Bennett no informó si se habían hecho ensayos clínicos en humanos con el anticuerpo. Shmuel Shapiro, director del instituto, indicó que el anticuerpo está siendo patentado. Anunció que la próxima fase de investigación incluye contactar con compañías farmacéuticas internacionales para lograr la producción a escala comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *