Categorías
Actualidad Internacionales

Vacuna rusa despierta la ira de sus competidores en Europa y EEUU

Contrario a lo que el mundo esperaba, el anuncio del registro de la primera vacuna para evitar el contagio y propagación del covid-19, es objeto de críticas que intentan objetar este logro científico.

El principal motivo de esta diatriba se fundamenta en que es la primera vacuna registrada para derrotar el virus que mantiene en jaque a la humanidad, es un logro de la comunidad científica de Rusia.

«Esta mañana se ha registrado, por primera vez en el mundo, una vacuna contra el nuevo coronavirus», fueron las palabras del presidente ruso Vladimir Putin, al realizar el anuncio que podría marcar un nuevo hito para la humanidad.

«Sputnik V», es el nombre de esta vacuna que ideada por el Instituto de Investigación Gamaleya de Moscú, la cual se basa en la utilización de un virus diferente (mucho más débil y con poca capacidad de replicarse) en el que se insertan partes del SARS-CoV-2 para generar así una respuesta inmunitaria específica contra este patógeno.

Leer también: La fábrica que producirá la primera vacuna registrada contra el covid-19, desde dentro

Trump contrariado

Tras la llegada de la pandemia, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dio inicio a una carrera por la vacuna, con el fin de demostrar supremacía, señalando que la nación norteamericana estaba muy avanzada en la vacuna y que posiblemente la tendrían primero que nadie.

Para ello aprobó la inversión de 1.600 millones de dólares, para las farmacéuticas Moderna y Novavax, con la promesa de obtener la vacuna para finales de este año.

Pese a estas declaraciones donde destacaba la importancia que representaba ser el primero en obtener la vacuna, este martes el equipo de Gobierno de Trump ha optado por minimizar este logro señalando que “lo importante no es ser el primero en tener una vacuna, sino que sea segura y efectiva”.

Alemania incrédula

Por su parte, en Alemania, país donde se asientan las sedes de importantes transnacionales de los medicamentos, se han sumado a la estrategia de cuestionamiento de la “calidad, eficacia y seguridad” de la vacuna rusa.

“No existen datos conocidos sobre la calidad, la eficacia y la seguridad de la vacuna rusa” contra el coronavirus anunciada por Putin, dijo una portavoz del ministerio al grupo de prensa regional alemán RND.

Francia y Reino Unido en silencio

Contrario a lo demostrado durante la fase de estudio donde acusaron a Rusia de hackear sus sistemas para robar información en torno a la vacuna que desarrolla la Universidad de Oxford, el anuncio del registro de la primera vacuna contra el coronavirus hecho por Putin sembró el silencio en Reino Unido.

Igualmente, en Francia ninguna autoridad ha querido hacer comentarios al respecto en este primer día, donde los medios insisten en obtener la posición de los países que históricamente, han mostrado desavenencias con Rusia.

Medios al ataque

El mayor revuelo en torno a esta noticia, se ha centrado en los medios de comunicación, que han puesto en marcha toda su maquinaria para indagar sobre la vacuna, haciendo hincapié en la siembra de dudas.

“¿Es la vacuna rusa realmente eficaz?” (DW); “El mundo escéptico ante anuncio de Rusia de una vacuna contra el coronavirus” (France24); “Las dudas sobre ‘Sputnik V’, la vacuna aprobada por el gobierno de Rusia contra el coronavirus”; “Científicos inquietos porque Rusia aprueba la primera vacuna contra el coronavirus” (AP); son solo algunos de los titulares que encabezan los grandes medios donde la constante es el cuestionamiento a este logro científico, llegando incluso a la tergiversación del pronunciamiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que manifestó su entusiasmo con este anuncio y llamaron a continuar cumpliendo con los protocolos establecidos para certificar su eficacia.

En medio de esta panorama de críticas de sus competidores y el afán de desestimación por parte de los grandes medios occidentales, Rusia ha dado un nuevo vuelco a esta carrera, emulando lo hecho en 1957, cuando sorprendieron al mundo al colocar en órbita el primer satélite, el cual fue bautizado como el Sputnik, hecho que los puso al frente de la carrera por el espacio y al igual que hoy despertó la ira entre sus competidores y la mass media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *