Categorías
Actualidad Internacionales

Gobernador de Nueva York: Donald Trump como comandante en jefe perdió la guerra de COVID-19

En la actualidad, “más estadounidenses mueren a diario por Covid-19 que en Europa, China y Canadá COMBINADOS”. Lo advierte el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, tras una dura afirmación contra el presidente Donald Trump, cuya gestión de la crisis atribuye al perturbador incremento: “Como comandante en jefe perdió la guerra de Covid”.

Y es que más de 6.167.400 personas se han infectado en Estados Unidos con el coronavirus y al menos 186.700 de ellas han fallecido tras el brote. De ese monto, Nueva York es una de las regiones que lleva la peor parte, con 240 mil contagios confirmados y 23.710 muertes atribuidas al virus.

En un mensaje en su cuenta en Twitter, Cuomo recordó que el COVID “no se toma vacaciones” y e insistió nuevamente en la importancia de “usar una máscara”; en este aspecto, agregó: “Sé inteligente. Planifica bien. Cuidémonos unos a otros”.

Andrew Cuomo

En la víspera hizo un señalamiento igual de frontal contra el presidente de Estados Unidos. “Trump como comandante en jefe que lucha en la guerra de COVID ha sido una vergüenza. Sería juzgado por un consejo de guerra por abandonar su puesto y ayudar al enemigo”, dijo.

Citó las cifras oficiales de los decesos por el virus en distintos países de Europa para compararlas con las criollas, indicando que mientras “Italia tuvo 6 muertes, Alemania 8, Francia 25, Estados Unidos sumó 1.074”. En este marco, agregó: “La incompetencia de Trump causa la muerte de estadounidenses”.

Las muertes se cuentan por miles

De acuerdo con The New York Times, hasta principios de julio, en Nueva York y California –los estados con mayor número de casos conocidos– más de 650.000 personas habían tenido el coronavirus. En algunos de los estados menos poblados, entre ellos Hawái y Montana, había menos de 1500 pacientes. Y en un puñado de condados remotos no se había registrado ni una sola prueba positiva.

“Los lugares más poblados de Estados Unidos han sufrido, sin excepción, tremendamente”, agrega el diario estadounidense. En el condado Cook, Illinois, que incluye a Chicago, “las muertes se cuentan por miles”. 

Mientras que en el condado de Los Ángeles, California, a inicios de julio, al menos 107.000 personas han tenido el virus. Y en la ciudad de Nueva York, aproximadamente uno de cada 373 residentes había fallecido.

“Pero a diferencia de los primeros días de la pandemia, no es tan simple decir que las grandes ciudades han resultado más impactadas. En términos per cápita, muchos de los lugares con más casos han sido pequeñas ciudades y comunidades rurales en el Medio Oeste y el sur”, advierte la publicación que ha creado un mapa interactivo para estudiar las estadísticas actualizadas durante el día.

Más del 15 por ciento de los residentes del condado Trousdale en Tennessee, muchos de ellos reclusos en una prisión estatal, han contraído el virus. 

En el condado Nobles, Minnesota, que tiene una de las tasas más altas de infección, cientos de trabajadores dieron positivo en una planta empacadora de carne. Algunos familiares y contactos cercanos también contrajeron el virus.

40% de muertos ocurre en asilos…

Estudios recientes parecen demostrar que el virus discrimina, si se toma en cuenta la gestión de la crisis por parte de Trump. 

“Se han reportado casos de coronavirus en más de 14.000 asilos y otras instalaciones de cuidado a largo plazo, de acuerdo con datos recopilados por The New York Times de los estados, los condados, el gobierno federal y las mismas instalaciones”.

“Más de 295.000 residentes y empleados se han infectado en dichos hogares y más de 55.000 han muerto. Eso significa que más del 40 por ciento de las muertes del virus en Estados Unidos han estado relacionadas con asilos y otros establecimientos de cuidado de largo plazo”.

Subregistro de muertes por COVID-19

Por otra parte, las cifras no terminan de ser precisas. Los casos y muertes confirmados, “que por lo general se consideran un subregistro del número real, son recuentos de personas cuyas infecciones por el coronavirus se confirmaron a través de una prueba molecular de laboratorio”, sostiene el diario estadounidense.

“Los casos y muertes probables son recuentos de individuos que han cumplido con los criterios de otros tipos de pruebas, síntomas o exposición, de acuerdo con lo establecido por el gobierno nacional y gobiernos locales”.

En un solo día los gobiernos revisan sus datos o informan de un gran aumento de casos o muertes de días que no son especificados y sin revisiones históricas, lo que puede causar un patrón irregular en las cifras reportadas de manera diaria. “El Times excluye estas anomalías de los promedios de siete días cuando es posible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *